¿Cómo vestirse para esquiar?

Se ha acabado la época en que todo el mundo no pensaba más que en protegerse contra el frío…
Fabricantes y estilistas se han vuelto muy creativos. Nos proponen una amplia gama de ropa muy seductora. Los materiales utilizados son cada vez más sofisticados y high-tech…
Pero antes de que se deje seducir por la moda, familiarizarse con las reglas elementales, indispensables para su elección. El primer criterio de una ropa de esquí es su funcionalidad.

Cómo vestirse para esquiar

Sea cual sea la actividad practicada, su ropa debe responder a 3 criterios :
Facilidad máxima en los movimientos
Buen acabado en mangas / cuello / capucha
Protección óptima contra la humedad y el frío.

Varias capas de ropa garantizan una adaptación a las variaciones de la temperatura ambiental, uno se siente a gusto e incluso en condiciones extremas, no tiene no frío.
Pero este sistema de capas no es eficiente más que si cada capa responde a ciertas exigencias:

La primera capa – las ropas interiores técnicas
Estas ropas interiores tienen la “tarea” más importante: evacuar el calor corporal y el sudor para mantener el cuerpo seco. Son la base del buen «funcionamiento» de las capas siguientes.
Se Llevan directamente sobre la piel y deben ser apretados. Cuanto más son finos, mejor evacuan la transpiración, aunque mantienen menos calor.Aportan una gran comodidad y bienestar, prácticamente no se notan, una verdad segunda piel.

La segunda capa – Forros Polares
Los forros polares aportan calor y comodidad. Son muy ligeros y secan rápidamente.
Existen en diferentes espesores pero atención: Los forros polares demasiado apretados no aíslan tan bien como los forros polares flexibles.
Qué calidad elegir?
Se encuentran forros polares por todas partes y a todos los precios. Si se es principiante, se tiene tendencia a querer prepararse “para el peor de los casos”, el gran frío… Es verdad que puede hacer mucho frío en la montaña, pero no olvide que va a transpirar enormemente así que no compre un forro polar demasiado espeso si ya tiene un anorak “gran frío”.
Los forros polares con cremallera delante son super prácticos, puesto que permiten un poco de ventilación de vez en cuando. Además, se llevan fácilmente encima del pantalón

La tercera capa – anoraks y pantalones
Para protegernos de la nieve y de la lluvia, se necesita ropa de una gran impermeabilidad y respirabilidad. La impermeabilidad es muy importante, puesto que la humedad y el frío provocan un enfriamiento de los músculos lo que tiene por consecuencia aumentar el riesgo de heridas. Un tejido impermeable no deja penetrar agua durante un tiempo x. Por el contrario, un tejido estanco protege de la humedad del exterior, sin evacuar, calor y transpiración. Se tiene que buscar entonces el compromiso entre impermeabilidad y respirabilidad
Los Guantes
Tómelos muy en serio. Los guantes son muy importantes para sentirse a gusto sobre la pista. Nada peor que ir con las manos heladas… Opte por guantes de seda que irán debajo de sus guantes, si es muy sensible al frío. Sobre todo no elija los guantes demasiado pequeños, transpirando, se retiran menos fácilmente.