¿Cómo elegir sus esquíes?

Tanto sea para una compra o para un alquiler, puede ser útil conocer los esquíes y los snowboards antes de decidir-se. He aquí algunos consejos para elegir bien.

Cómo elegir sus esquíes

Los consejos para elegir bien sus esquíes

La talla
La talla de los esquíes es función de la talla del esquiador pero tambien de su nivel y del tipo de práctica escogido. En efecto, cuanto más cortos sean los esquíes, más manejables seran. Pero cuanto más largos sean, más estables seran.
Por consiguiente, un especialista en slalom optará por esquíes más cortos que los de un esquiador que busca velocidad. De manera general, se ha visto reducirse la talla de las “tablas” con la llegada de los esquíes parabólicos. Los principiantes elegirán esquíes un poco más cortos que su talla, retirando algunos centímetros, mientras que los esquiadores confirmados añadirán 5 a 10 cm.

La flexibilidad
Cuanto menos flexibles sean los esquíes más difíciles seran de dominar. Los principiantes y los esquiadores “relax” optarán pues por esquíes bastante flexibles. En cuanto a los que quieran atacar la pista y encadenar las curvas, elegirán esquíes más rígidos.

Las fijaciones
Las fijaciones deben ser ajustadas en función del nivel del esquiador. Para los principiantes, es aconsejado disponer de fijaciones bastante flexibles que permitirán descalzar muy fácilmente en caso de caída. ¡Lo que sucedera más de una vez al principio!

Los palos
Una vez sobre sus esquíes, el ángulo formado por sus palos a la vertical (plantados en la nieve) y sus antebrazos, debe ser ligeramente superior a 90°.
Los palos téléscopicos, menos molestos y más polivalentes, pueden ser utilizados para la excursión pedestre. Además, ofrecen la ventaja de poder hacerse mas grandes (al mismo tiempo que los jóvenes esquiadores…) pero cuidado, no suelen ser tan robustos como sus equivalentes rígidos.

Consejos para elegir su snowboard

La talla y el peso
El principal criterio a tener en cuenta antes de la compra es su estilo de práctica.
Más vale equiparse con una tabla a su talla y bien adaptada a su peso.
La flexibilidad
Cuanto más flexible es una tabla,  más manejable va a ser y fácil de controlar. Pero, a alta velocidad, se vuelve rápidamente nerviosa e inestable.
Cuando el snowboard es rígido, es más nervioso y engancha bien la nieve. Una tabla tiesa está más bien reservada a los riders experimentados.

Las botas
Existen dos tipos de botas.
Las botas flexibles, que son constituidas por dos partes: un envolturio semi rígido y una zapatilla interior. Estas botas deben garantizar rigidez y aguantar bien el pie. Permiten una cierta flexión, sobre todo sobre la parte antes de la tibia. La suela interior debe permitir amortiguar los choques.
Las botas rígidas están compuestas de un cascarón rígido y de una zapatilla interior. Permiten un buen mantenimiento de la clavija para las curvas.
Las fijaciones
Las placas se utilizan solo con las botas rígidas. Ciertos modelos de cascarones son provistos de un sistema de fijación automática llamado “step in”.
Segun la práctica, las fijaciones serán ajustadas con un ángulo diferente.

Los tipos de snowboards
Se distinguen generalmente a 4 tipos de tablas, según la práctica.

Carving – Alpino
Este tipo de snowboard es ideal para las pendientes. Su talla estrecha recuerda la forma de un esquí. Permite encadenar rápidamente las curvas. Generalmente más larga que la media, permite obtener una cierta estabilidad a gran velocidad. En cambio, no es aconsejada para lanzarse en la nieve polvo. El uso de botas rígidas (parecidas a las de esquí pero más flexibles) es recomendado.

Freestyle
Esta tabla es ancha y corta (el contrario del snowboard alpino) y sus dos extremidades (las espátulas) son simétricas. Flexible y ligera, les es destinada sobre todo a los fans de half-pipes y otros módulos. Permite hacer saltos y ser más estable a la recepción.
Con este snowboard, es corriente equiparse con botas flexibles, tradicionalmente asociadas a fijaciones. Pero la tendencia de hoy en dia son las fijaciones “step-in”, que tienen la ventaja de ser rápidas para calzar y  descalzar.
Freeride
Esta tabla es polivalente. Es concebida para todos los terrenos: pista apisonada, hors-piste, sobre nieve difícil o nieve profunda. Corta (como la tabla de freestyle) y ancha (como la alpina), permite sostenerse bien sobre la nieve polvo, incluso a alta velocidad (sobre todo gracias a su única espátula en la delantera: el “nose”). Les es aconsejada a los principiantes puesto que su polivalencia permite progresar bien y en toda seguridad.
Swallow : snowboard de nieve polvo
Este snowboard es destinado únicamente a la nieve en polvo. La espátula, más larga que sobre los otros snowboards, es muy perfilada. El talón es concebido a menudo en cola de urraca (“swallow-tail”). Eso permite “flotar” mejor en la nieve profunda.