Esquí y niños. Cómo hacerlo para que la combinación sea perfecta

Esquí y niños

Esquiar en familia puede ser una experiencia muy gratificante. Pero también puede complicarse si no vamos preparados. Debemos tener especial cuidado de ellos, los niños, y sobre todo hacer que sus primeras experiencias en la nieve sean positivas: no deben cansarse en exceso, no tienen que pasar frío ni tampoco aburrirse. Tengamos esto solventado y conseguiremos que les guste tanto como a nosotros pasarnos el día deslizándose por las pistas.

Trucos para ellos para mejorar el esquí

Si queremos iniciar a nuestros hijos en el esquí, una de las mejores opciones será empezar cuanto antes. A más temprana edad aprenderán con mayor facilidad, ya que se absorben las cosas mucho más rápido. Y el primer día de contacto con la nieve, por ejemplo, no tiene porqué ser esquiando, sino que pueden estar jugando o haciendo otra actividad.

clases esqui andorra

Cuando ya nos iniciamos en el esquí (o snow), un buen consejo es optar por clases en grupo con un monitor. Ellos les enseñarán la técnica desde la base y a esquiar con más seguridad, esencial para evolucionar en este deporte. Y es que esquiar o hacer snow no es fácil y qué mejor que aprender con un profesional. El monitor debe saber escuchar a los niños y detectar sus necesidades, y hacer que estén cómodos y confiados. Él sabrá qué exigir al alumno o qué evitar. Los niños pueden empezar a esquiar y hacer snowboard a partir de los 3 años y puede ser importante combinar a esta edad juegos en la nieve y clases.

Es importante hacer descansos durante la jornada de esquí e ir parando para picar alguna cosa (que llevaremos en la mochila) y beber. Si se debe parar, es bueno hacerlo y retomar la actividad un rato después. Es importante que el niño vaya a su ritmo. Lo bueno del esquí es que podemos parar en parajes únicos y disfrutar del paisaje y del sol (¡ojo, siempre crema solar, aunque no sea un día muy soleado!).

esquiar con niños

Si es la primera vez que se viaja en familia, es importante encontrar una estación de esquí que tenga servicios para todos los miembros de la familia, sobre todo para los más pequeños. Tanto Vallnord como Grandvalira disponen de sendas escuelas de esquí (con programas para todos los niveles), guardería y jardines de nieve, con monitores titulados, y actividades e instalaciones (como circuitos infantiles) pensadas para el aprendizaje de los niños.

Andorra es, en ese sentido, un país con enormes ventajas, ya que los más pequeños aprenden en la misma escuela dentro del horario lectivo. De hecho, el esquí escolar es una actividad física obligatoria para los alumnos de primera enseñanza. Además, se ofrecen extraescolares (escuela de nieve), además de los clubs de esquí, para que los niños se inicien y perfeccionen este deporte.

 esquí en familia

La importancia del equipo de esquí

Una de las cosas que quizás nos da más pereza a la hora de hacer un viaje a la nieve en familia es seguramente el equipo. Pensar en cuál es más adecuado para ellos, es primordial. En este sentido, no debes preocuparte porque Pic Negre te lo pone fácil. Disponemos de esquís para ellos a partir de los 3-4 años, con medidas desde los 70 cm, adecuados para niños de unos 80 cm de altura. En cuanto a las botas, tenemos a partir de la talla 24. Para menores de 11 años es obligatorio el casco, aunque recomendamos que todos lo lleven, también adultos. Las protecciones para la espalda (“tortugas”) no son obligatorias, aunque sí recomendables. Recuerda que nuestro personal de tienda os asesorará según el nivel del niño. Y si hacéis la reserva vía Web en picnegre.com, os podréis beneficiar de un 20% de descuento. Además, disponemos de la garantía Covid.

La ropa será también otra cuestión primordial, porque pasar frío puede ser el detonante para que no quieran volver a la nieve nunca más. Lo cierto es que hay que prever muchas cosas pero, ¿cómo te vestirías tú, por ejemplo? Pues un buen sistema es el sistema “por capas”, como si fuéramos una cebolla, habitual en los deportes de montaña.

ropa esquí andorra

La primera capa sería la ropa térmica y transpirable: las prendas que van pegadas al cuerpo y que mantienen el calor, a la vez que evacuan el sudor hacia el exterior, manteniendo el cuerpo seco. Hay muchos tipos de ropa térmica (más o menos transpirable), tanto para el cuerpo como para las piernas. La capa intermedia sería aquella que nos da calor, también transpirable, pero que les permitirá ir abrigados. Huir de las prendas de algodón (tipo sudadera), ya que lo que harán es empaparse de sudor y quedarse helados. Y ya la última capa, y no menos importante: la exterior (chaqueta y pantalones), que debe ser impermeable y cortaviento para evitar que pase el frío, el agua o la nieve.

Además, hay tres elementos imprescindibles en su equipo si no quieres que se lleven un mal recuerdo: unos calcetines de esquí altos para evitar rozaduras con las botas (que pueden llegar a ser muy dolorosas), los guantes impermeables y las gafas de nieve. Y el casco, por supuesto, uno de los imprescindibles también. No sólo por seguridad: mantendrá la cabeza y las orejas calientes.

Será importante seguir los consejos de tu profesional en Pic Negre, que te asesorará sobre cuáles son las mejores opciones ¡para que los más pequeños de casa se inicien con éxito en el esquí!